Logo tvienes.es
Logo tvienes.es
Logo Facebook Tvienes
Logo Instagram
Sonsoles Ónega sonriendo en su presentación en el FesTVal

Sonsoles Ónega: 'Ana Rosa no va a ser mi rival, va a ser mi compañera'

Entrevista a Sonsoles Ónega, que estrena la segunda temporada de 'Y ahora Sonsoles' en Antena 3.

Sonsoles Ónega ha presentado ante los medios la nueva temporada de 'Y ahora Sonsoles'. Tras un año de liderazgo, el programa se refuerza con incorporaciones y nuevos contenidos para hacer frente a la llegada de la competencia. Sonsoles Ónega hace balance de la primera temporada y no duda en hablar de la competencia.

Sonsoles Ónega se ha mojado sobre sus nuevos competidores: "No me lo planteo como un combate, yo no vengo a competir contra nadie". Además, ha confesado que no ve a Ana Rosa como una rival: "Va a ser mi compañera".

Vemos en los fichajes que estáis reforzando la parte de sucesos y la parte de corazón... 

Sí, con la convicción de ofrecer lo que no se puede ver en otro lado. Habrá cinco magacines a la vez y el día que haya una noticia, estaremos todos con lo mismo. Ha ocurrido justamente la semana pasada con los fallecimientos de María Teresa Campos y María Jiménez. Ya hemos enseñado lo que vamos a ser: tener contenido que no se pueda ver en otro lado.

Sonsoles Ónega mirando a cámara en 'Y ahora Sonsoles' de Antena 3
Sonsoles Ónega | Atresmedia

Habéis fichado a tres nombres históricos de Ana Rosa...

Hemos fichado a tres grandes profesionales que han querido venirse. Yo defiendo el programa cada día de 18h a 20h, quien quiera sumarse es bienvenido, porque un programa no lo hace solo la presentadora. Pero en el plató quiero que me acompañen los mejores.

¿Ha habido intercambio de colaboradores?

No veo intercambio, de 'Y ahora Sonsoles' no se ha ido nadie a otro lado. En cuanto a Fabiola Martínez, nos comunicó hace unas semanas que no iba a continuar por una cuestión estrictamente personal, por proyectos nuevos que quería emprender. Pero no se ha roto de ninguna manera la relación.

Sonsoles Ónega mirando a cámara en Y ahora Sonsoles de Antena 3
Sonsoles Ónega | Atresmedia

Uno de sus fichajes es Juan Dávila y continúa Miguel Lago y Txabi Franquesa...

Sí, pero no van a convivir. Miguel ha dado mucho al programa, me ha ayudado a darle tono y se suma Juan Dávila, que no me puede gustar más, así como Xavi Franquesa, que va a ser una pieza clave. Siempre hay uno que es el cómico, porque yo no tengo ninguna gracia, me río, pero no me sale el chiste. Yo no les tengo que controlar, al revés, tienen que ayudarnos a subir. 

¿Cómo controláis del tono de humor? Juan Dávila tuvo polémica en Telecinco...

No se ha dado la circunstancia de tenerles que decir nada porque el plató es muy libre. Es verdad que a lo mejor, en algún asunto, hay que bajarle, pero aún no me ha ocurrido. De Juan Dávila me encanta su espontaneidad y cómo interpela al público.

No escuché lo que hizo en Telecinco, pero palabrotas en el programa no se va a decir. Me gusta el humor negro, pero el límite en la tele a lo mejor requiere más prudencia en según que bromas, pero iremos encontrándolo.

Posado de Sonsoles Ónega durante su presentación en el FesTVal
Sonsoles Ónega | Atresmedia

Terelu Campos decía el otro día que su madre comentaba que tú eras la digna sucesora de las mañanas. ¿Qué has aprendido de María Teresa Campos y qué quisieras tener de ella? 

Lo que le dije a Terelu, que es verdad: yo no conocía a María Teresa Campos, no coincidí nunca con ella. Nos admirábamos y mi padre ha trabajado con ella, pero no nos conocíamos. Un día me la pasó Terelu por teléfono en 'Ya es mediodía' y se lo dije, que me faltó tiempo con ella para escucharla, para conocerla, para pedirle consejos...

Es una deuda que ya no podré saldar nunca. Siempre quise ser María Teresa Campos por su capacidad de bajar los temas a la calle, para hablar como lo hace la gente. No hay otro tono, tiene que ese.

Para mí la cámara es mi abuela, quiero que me entienda. Eso lo tenía ella, hablaba como hablamos todos. El otro día aprendí de ella, porque alguien lo dijo en plató, que ella tenía dos máximas en su vida, la justicia y el buen gusto. Y me lo he tatuado. Si eres justo con el espectador, con el personaje que te acompaña y tienes buen gusto, todo tiene un límite, seguro que nos encontramos con el sentido común de la calle.

Sonsoles Ónega con un sobre en Antena 3 en su programa Y ahora Sonsoles
Sonsoles Ónega | Atresmedia

También es una declaración de intenciones la promo porque no vemos a Jordi González o Ana Rosa bailando...

No me lo planteo como un combate, yo no vengo a competir contra nadie. Yo vengo a hacer lo mío porque no tengo otra cosa, más que lo que yo valga, lo que valga mi equipo y mis colaboradores. Es una apuesta sólida de la cadena, incluso sacrificando la cuenta de resultados.

Y a partir de ahí vamos a surfear la ola. Aquí la única que viene desnuda soy yo. A partir del 18 veremos qué hace Ana y qué hace Jordi, pero es que hay mucha oferta en la tarde.

¿En qué se va a diferenciar 'Y ahora Sonsoles de 'TardeAR'?

Pero si no ha empezado aún. No sé, no soy adivina, no tengo ni idea. Nosotros vamos a hacer nuestro programa, que llevamos haciendo un año. No vamos a hacer grandes cambios, no vamos a despistar al espectador cuando cuesta ganar cada uno que te abre la puerta de casa.

Lo que nos va a diferenciar de la competencia lo tendrá que decir la competencia. Nosotros ya hemos enseñado nuestras cartas, no vamos a poner patas arriba el programa porque no hay motivo para hacerlo, funciona como es. No sé qué me va a diferenciar de la competencia porque tendré que verlo. Todo el mundo tiene su marca.

Carmen Ferreiro, Sonsoles Ónega y José Antonio Antón en la presentación de Y ahora Sonsoles en el FesTVal
Sonsoles Ónega junto a Carmen Ferreiro y José Antonio Antón | Atresmedia

Ahora va a ser rival de Ana Rosa Quintana... 

Ana Rosa no va a ser mi rival, va a ser mi compañera. Creedme, que no voy a competir contra nadie. Yo tengo que salvar mis muebles, pero para mí es tan compañera como cualquier otro en cualquier otra cadena. Es igual de competencia que Ane Ibarzabal en ETB, Jota Abril en Telemadrid, Cristina Pardo en laSexta o Jordi González en La 1. Yo no me he puesto unos guantes.

¿Qué has aprendido de ella?

De Ana Rosa he aprendido muchísimo. La veía manejarse en el plató y era una maravilla, con una gran sensibilidad para los temas sociales o la crónica social. Es una grande de la televisión. Les enviaré un mensaje deseándoles buena temporada a todos, a Joaquín, a Ana Rosa, a Susanna…

¿Y qué has aprendido en este año de programa de tarde? 

A parte de bailar, a hacer equipos... Aprendí lo complicado de poner una maquinaria en marcha desde cero. Partimos desde cero, construimos desde la nada, en cuanto a estructura de magacín había un solar.

He aprendido mucho de técnica de plató, de escenografía, de iluminación… yo no sabía lo que era sentir un plató, construir un plató… hemos incorporado a un ambientador musical, Edu del Val y ahora estará pinchando para nosotros.

¿Alguna vez te has sentido acomplejado estar en el algún formato que otro o ser hija de Fernando Ónega?

No, durante toda mi carrera he ido trabajando y aprovechando las oportunidades. Siempre pienso "mi padre lo haría mejor", pero con eso tengo que convivir.

Lo demás se puede hacer todo, en Telecinco hice realities con mucho gusto, aunque en la actualidad es donde más cómoda me siento. Por todos los ingredientes del magazín, no tengo predilección por la actualidad o el corazón. Sigo echando de menos la política como conversación diaria, porque me encanta, pero no en el plató, porque no creo que el público de la tarde lo demande.

Alberto Chicote y Sonsoles Ónega en el especial 'Hablando en Plata', de Antena 3
Sonsoles Ónega y Alberto Chicote | Atresmedia

¿Cómo te sientes al frente de 'Hablando en Plata'?

La iniciativa de 'Hablando en Plata' no estaba encima de la mesa hace un año y no me puede gustar más. Ahora solo quiero hacer 'Hablando en plata', porque me parece la iniciativa más útil de toda la televisión española ahora mismo. No solo por las personas a las que se dirige, los mayores, sino también por el foco de denuncia y los resultados que consigue.

Alberto Chicote es magnífico y funciona muy bien en el reportaje y yo solo le acompaño en el plató, porque lo gordo lo hace él. Ponemos el foco en temas que de verdad importa, hacemos televisión sobre los temas que de verdad importan a la gente. Si me quieren echar de la tarde vale, pero que no me quiten 'Hablando en Plata'

¿Qué temas sociales te indignan y querrías denunciar para cambiarlos como has hecho con Alberto Chicote en 'Hablando en Plata'?

Me preocupa la situación de los niños que no están comiendo bien, la situación de pobreza no denunciada en la que viven muchas familias en este país, que se cuestione la existencia de la violencia machista, la falta de comunicación entre los políticos, que no haya planes educativos, que los jóvenes tengan que irse del país, que no aprendan a programar desde pequeños… a la televisión algún día se le reconocerá la labor de Estado que hace.

Acaba de terminar 'Ya es mediodía'. ¿Cómo has vivido, desde la distancia, una marca que iniciaste tú?

Con pena, porque es mi primer hijo televisivo, pero los programas empiezan y acaban. Lo importante es que el equipo se encuentre cómodo en los distintos programas de la productora en los que siguen.